bethany fiji
Personalidades

Bethany Hamilton, una verdadera alma surfista

Por fin estoy en vuelta con una nueva entrada en el blog. Si me seguís en Instagram (enlace) habréis visto que en los últimos meses he estado más activa a través de ese canal compartiendo fotos de las islas, pero ya tenía ganas de aparecer por aquí con una nueva historia hawaiana.

Hoy es el turno de un personaje local, natural de la isla de Kauai, mujer por la que siento una gran admiración: la surfista Bethany Hamilton. ¿No conoces a Bethany? Vamos a ponerle remedio. Pero empecemos desde el principio…

Todo empezó cuando un matrimonio de locos por el surf, Cherie y Tom Hamilton decidieron dejar el continente y trasladarse al Estado de Hawaii, concretamente en la localidad de Lihue en Kauai. Estaban sedientos de olas y querían vivir en contacto con la naturaleza más pura. Sin mirar atrás, sabían que al principio seria duro, pues su situación económica se volvería más precaria, pero les dio igual. Ella empezó trabajando como limpiadora y el como camarero de hotel.

El matrimonio, consagrado en la fe cristina, tuvo tres hijos: dos niños (Noah y Timothy) y una niña, Bethany Meilani Hamilton, nacida el 8 de febrero de 1990.

hamiltonfamily
La familia Hamilton al completo. Fuente

Bethany, al igual que hicieron sus hermanos, empezó a surfear siendo muy pequeña, a los 4 años. Su familia la describía como valiente, arriesgada y muy desafiante, buscando siempre surfear la ola más difícil. A los 8 años se inscribió en su primer campeonato de surf, el Rell Sun que se celebra en la isla de Oahu, en la playa de Makaha. El resultado fue todo un éxito puesto que resultó ganadora de la competición. Por aquel entonces Bethany ya empezaba a tener bastante claro que quería ser surfista profesional. Pronto llegaron más victorias en muchos de los campeonatos en los que participó hasta el punto privilegiado de poder elegir un buen patrocinador: Rip Curl se fijó en ella, no solo la patrocinó, sino que también la ayudó en todo el proceso para convertirse en profesional. Al principio, la familia tuvo que hacer grandes esfuerzos económicos para que Bethany pudiera asistir a todas las competiciones, incluso en ocasiones, alojándose toda la familia en una habitación de motel. Todo esto cambió con la ayuda de Rip Curl, lo que supuso un gran desahogo económico para la familia.

BethanyandAlana
Bethany junto a su amiga Alana Blanchard. Fuente

Llegados a ese punto, Bethany y su familia decidieron que a partir de ese momento la educación de la niña se haría desde casa, a su propio ritmo. Eso le permitiría tener más tiempo para a hacer surf.

CUANDO TODO CAMBIÓ

Parecía que todo iba viento en popa, que Bethany tenía un gran futuro por delante, hasta que ocurrió algo terrible e inesperado. Todo empezó la mañana del 31 de octubre de 2003. Bethany había quedado con su mejor amiga, Alana Blanchard, el hermano de esta, Byron y su padre, Holt Blanchard. Quedaron sobre las 7:30 de la mañana para surfear y entrenar juntos. Estaban a unos 300 metros de la costa, y en un momento en que Bethany descansaba sobre su tabla, con los brazos en el agua no vio acercarse a un enorme tiburón tigre. Este la atacó, mordiendo su tabla y se llevando consigo el brazo izquierdo de Bethany, justo por debajo del hombro. Fue un momento de shock, Bethany empezó a perder mucha sangre (hasta el 60%) La joven surfista empezó a desangrarse y sus amigos debían actuar con rapidez, volviendo a la playa de inmediato. Ese mismo día el padre de Bethany tenía programada una operación de rodilla, estaba ya tumbado en la mesa del quirófano cuando llegó Bethany, debiendo ocupar de urgencia esa misma sala de operaciones. Los médicos le pusieron algunos puntos de sutura en lo que quedó de su brazo quedando ingresada en el hospital durante un par de semanas.

Bethany en el hospital
Bethany durante las semanas que estuvo en el hospital después del accidente. Fuente

No hubiera sido de extrañar que después de semejante experiencia la joven no hubiera querido acercarse al agua por miedo a un nuevo ataque. La realidad fue todo lo contrario. Sorprendentemente, unas de las primeras cosas que pensó Bethany después de sufrir el ataque fue el miedo a perder a su patrocinador, así como recuperarse y volver al agua para surfear cuanto antes.

Desde ese momento la vida de Bethany cambió por completo y fueron muchas las cosas que tuvo que aprender, no solo fue un cambio físico sino también mental, un trauma que estaba decidida a superar. Una semana después del accidente, Bethany ya caminaba por los pasillos del hospital y visitaba a otros enfermos. Al cabo de un mes lo que quedaba de brazo había cicatrizado bien y le quitaron los puntos, por fin pudo volver al agua. No le resultó nada sencillo volver a surfear puesto que ahora tenía que mantener el equilibrio con un solo brazo. No dejó de intentarlo y hasta fue una tarea desesperada.

El padre de Bethany, Tom, la veía esforzarse día a día con impotencia al ver que su hija tenía tantas dificultades para ponerse en pie sobre la tabla. A raíz de esta preocupación, Tom tuvo la idea de fabricar una tabla con un soporte por el cual Bethany pudiera agarrarse y ponerse en pie con menos dificultad. La idea funcionó y Bethany volvió a ponerse en pie de nuevo después de tanto tiempo.

Bethany nunca ha deseado ser tratada como una heroína, solo acepta halagos por su hazaña como surfista, que es lo que más le apasiona en el mundo. Nunca se permitió el sentirse como una víctima sino como una persona que decidió asumir las circunstancias y superarlas.

¿Qué ocurrió con el tiburón?

Una familia de pescadores atrapó un tiburón tigre por una zona cercana a donde había estado surfeando Bethany. El tiburón tenía restos de tabla de surf en la boca y todo apuntaba a que podría ser el mismo que atacó a la joven surfista. Se comprobó que las medidas de su boca coincidían con las de la tabla rota. Las autoridades anunciaron que el tiburón capturado era el mismo que atacó a Bethany.

La nueva situación de la deportista hizo que tuviera que adaptar su forma de surfear, aprendiendo a remar más fuerte con las piernas para contrarrestar la falta del brazo izquierdo. En menos de un año después del incidente, Bethany volvió a la competición y a usar tablas cortas estándar, las que se usan en los campeonatos.

En palabras de Bethany: “He querido ser un surfista profesional desde que tenía ocho años. Durante un tiempo, cuando estaba en el hospital después del ataque, pensé que no podría volver a surfear. Eso no duró mucho. Tengo una profunda pasión por el surf, y estaba decidido a seguir adelante, con o sin brazo. Y lo hice; con la ayuda de Dios.»

Esta historia tuvo un impacto tan fuerte que actualmente, la tabla dañada y el traje de baño que Bethany vestía aquel día se exhiben en el Museo de Surf de California en Oceanside.

museo bethany hamilton
Fuente

La llegada de la fama

A raíz del ataque del tiburón y la enorme fortaleza que Bethany demostró, dejó de ser conocida solamente en el ámbito local y su historia se extendió por el mundo. Dado que durante ese mismo año la surfista volvió a la competición pronto llegaron las muestras de admiración y los premios. Ganó el Premio ESPY al mejor deportista de Regreso y el Premio Courage Teen Choise. También fue entrevistada en diversos programas de televisión.

El gran salto al cine

Cada vez eran más las personas fascinadas por la historia de Bethany de modo que al cabo de unos años, en 2011 esta fue llevada al cine. El filme se titula Soul Surfer y fue producido por el mánager de Bethany, Roy “Dutch” Hofstetter, quien quiso reflejar a la joven promesa del surf como un modelo inspirador y no como una víctima.

Finalmente, el amor llamó a su puerta

Entre todas la idas y venidas de Bethany: campeonatos, apariciones en medios de comunicación… en 2012 Adam Dirks se cruzó en su camino, convirtiéndose en su pareja. El 18 de agosto de 2013 los jóvenes se dieron el “sí, quiero” frente a 300 amigos y familiares. La boda se celebró en la costa norte de Kauai. Se conocieron a través de un amigo en común. Ella siempre había pensado que se casaría con un surfista, por supuesto, pero cuando conoció a Adam definitivamente cambió sus planes.

Dos años después de casarse, en 2015, la pareja anunció en Instagram que esperaba su primer hijo, Tobías ¡Durante los primeros meses de embarazo de dejó de hacer surf! En octubre de 2017 Bethany quedó embarazada de su segundo hijo.

bethany hamilton pregnancy
Bethany sobre la tabla embarazada. Fuente

Consagrada a su fe y a su causa

Bethany es una cristina volcada en su fe y desde el incidente que le cambió la vida ha dedicado una parte de su vida a ayudar a los más necesitados. Presta un gran servicio y colaboración a World Vision, una organización cristiana que ayuda a brindar amor, cuidado, apoyo y da esperanza a través de Jesucristo.

Documentales

Se han producido varios documentales sobre las vivencias de Bethany donde se puede apreciar su evolución durante todos estos años y como se prepara física y mentalmente para los campeonatos. El más reciente se titula Unstoppable (imparable)La surfista profesional ya cuenta con un palmares envidiable en su disciplina, habiendo competido en eventos que requieren gran valentía y buena condición física como el Couldbreak, en islas Fiji con una de las olas más peligrosas del mundo (quedando en un espectacular tercer puesto) y busca ser una referente en cuanto a motivación para personas que han vivido experiencias similares a la suya.

bethany fiji
Fuente

Otras facetas

Actualmente Bethany también está en contacto con sus seguidores a través de un blog donde muestra su estilo de vida, un espacio donde comparte pensamientos, rutinas y hábitos saludables para inspirar positivamente. A continuación, tenéis el enlace por si queréis visitarlo:

Link blog

He dejado lo mejor para el final. Como ya hemos visto, Bethany es una mujer muy activa, de gran empatía y altruismo. Ese gran altruismo es el que la empujó, junto a su familia y amigos a crear una fundación sin ánimo de lucro para ayudar a personas que han vivido una experiencia tan traumática como es la pérdida de un miembro del cuerpo. La fundación se llama Friends of Bethany. Os dejo aquí mismo el link de su página oficial por si queréis conocer más detalles.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *